Add to favourites
News Local and Global in your language
18th of October 2018

Motor



Toyota Aygo, el ciudadano por excelencia

Como veremos en esta prueba, el Toyota Aygo acaba de recibir una transformación estética y tecnológica pero sin perder su excelente compromiso para su uso en ciudad y en extrarradio.

Ya adelantamos que sus armas son un tamaño compacto y una enorme agilidad, pero también un alto compromiso a nivel de seguridad y calidad a un precio más que ajustado.

[embedded content]

El Toyota Aygo lleva en nuestro mercado 12 años y las sucesivas mejoras solo han hecho que optimizar y potenciar sus aptitudes como vehículo de uso urbano y esta última revisión no es ninguna excepción.

Estéticamente se ha cambiado marcado diseño en X del frontal de las anteriores versiones por una presentación menos juvenil pero también más elegante. Además, ahora se incorporan unos nuevos faros con tecnología Led y que en su conjunto aportan un extra de personalidad.

Se trata de un vehículo compacto y muy funcional para un uso urbano, disponible en dos acabados y un único motor gasolina de 72 CV. Se trata de un vehículo compacto y muy funcional para un uso urbano, disponible en dos acabados y un único motor gasolina de 72 CV.

La zaga también apuesta por unas nuevas ópticas tipo Led, mientras que el interior se completa con nuevos colores como el gris cuarzo o el negro piano de esta versión.

Así mismo, se mantiene el alto nivel de personalización del modelo, que ofrece hasta once combinaciones posibles de sus colores exteriores como los detalles en rojo opcionales de esta versión X- Play.

El motor de tres cilindros solo gana tres caballos pero también se adapta a la nueva normativa anticontaminación. El motor de tres cilindros solo gana tres caballos pero también se adapta a la nueva normativa anticontaminación.

El motor de nuestra unidad de pruebas, y único en toda la gama, es el renovado tricilíndrico de gasolina 1.0 VVT-i de 12 válvulas, cuya potencia ha subido tres caballos para alcanzar los 72 CV. Además de algo más potente, este propulsor atmosférico ya está adaptado a la normativa WLTP anticontaminante que ha entrado en vigor este mes de septiembre y anuncia unas emisiones de 94 gr/km de CO2 y un consumo de homologado de 4,1 litros.

En general se trata de un propulsor con una buena respuesta a medio y alto régimen, pero también más discreta a regímenes bajos. Esto obliga a trabajar con el cambio manual de cinco relaciones que monta de serie (también hay un automático de embrague pilotado). En ciudad esto no es problema, pues con la primera y segunda relación el coche reacciona con agilidad al ser unas marchas relativamente cortas.

Su medio natural son las congestionadas ciudades

El inconveniente viene en carretera, ya que sus desarrollos más altos son excesivamente largos, lo que unido a esa poca predisposición del motor a bajo régimen obliga a trabajar con la palanca de cambios si queremos obtener las máximas prestaciones. De hecho, en fuertes repechos en vías rápidas es fácil que tengamos que recurrir a la 3ª para realizar una maniobra de adelantamiento y gozar de la respuesta necesaria.

A cambio, si se mantiene un ritmo de marcha relajado, los consumos son bastantes buenos y aunque no bajan hasta los 4,1 homologados sí que se mueven del orden de los 5 litros a los 100 km.

El acceso a las plazas traseras es justo pero, para las dimensiones del vehículo, ofrecen un correcto espacio para las piernas y la cabeza. El acceso a las plazas traseras es justo pero, para las dimensiones del vehículo, ofrecen un correcto espacio para las piernas y la cabeza.

En cuanto a comportamiento, la buena respuesta del motor en sus primeras relaciones y la agilidad de su dirección y bastidor le garantizan moverse con soltura en el tráfico urbano. Por otro lado, su longitud y relativo buen radio de giro le permiten encontrar y acceder a muchas plazas de parking imposibles para otros.

En carretera propone una estabilidad óptima, aunque condicionado por su corta batalla, ancho de vías y una suspensión que brilla más por su elasticidad y confort que por su compromiso deportivo.

Su diseño interior es básico pero con un buen compromiso de calidad y una instrumentación sencilla pero fácil de controlar. Su diseño interior es básico pero con un buen compromiso de calidad y una instrumentación sencilla pero fácil de controlar.

De lo que no hay duda es de su mayor compromiso con la seguridad, pues este Aygo propone el pack de seguridad Activa Toyota Safety Sense que incluye una alerta por cambio de carril involuntario y un sistema de protección a la colisión por alcance. Este sistema, que funciona entre 10 y 80 km/h, avisa al conductor con señales sonoras que el vehículo de delante está detenido y, si se produce la frenada de emergencia, es capaz de aplicar una fuerza adicional a los frenos para evitar el impacto.

A nivel funcional se trata de una pequeña berlina con cuatro plazas homologadas gracias a una segunda fila relativamente amplia en cuanto a altura y espacio para las piernas. Asimismo, esta versión de cuatro puertas facilita su acceso, a pesar de que sus puertas traseras son pequeñas, tienen un ángulo de apertura limitado y unas ventanillas de tipo batiente.

Al maletero accedemos por el portón acristalado y encontramos un hueco más alto que profundo cubierto por una bandeja semirrígida. Al maletero accedemos por el portón acristalado y encontramos un hueco más alto que profundo cubierto por una bandeja semirrígida.

El maletero solo posee 168 litros, pero a la práctica resulta más aprovechable de lo que parece, ya que es especialmente alto y permite colocar de pie hasta tres maletas de tipo cabina de avión.

El Toyota Aygo en su versión de cinco puertas está disponible en una franja de precios que va desde los 10.900 euros a los 13.700 euros, lo que lo sitúa como un coche de precio ajustado para una movilidad óptima en ciudad.

Read More




Leave A Comment

More News

Motor

Motor

Motor - elPeriódico.com

Empresas / Motor //

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.