Add to favourites
News Local and Global in your language
20th of July 2018

Motor



Operación Salida: Los 8 pasos para una posición segura al volante

La posición de conducción va mucho más allá de sentirnos cómodos en nuestros desplazamientos, una buena o mala postura influye directamente en nuestra eficacia en la conducción, en el correcto manejo del volante y pedales, pero también es sumamente importante para minimizar los daños en caso de accidente.

Ahora os mostramos los pasos que tendríamos que seguir cada vez que nos subimos a un coche para conseguir esa postura perfecta.

[embedded content]

1- Para empezar, deberemos trabajar con la altura del asiento ya que es importantísimo controlar visualmente lo que ocurre delante del vehículo. Al contrario, de lo que pueda parecer, deberemos bajar el asiento todo lo posible, con la única precaución de que nuestra línea visual debe superar la línea más alta del volante. Esto hace que nuestra visión se situé en un punto más lejano y por tanto podamos anticipar antes nuestras reacciones al volante ante cualquier imprevisto.

2- Tras encontrar esa altura idónea, pasaremos a regular longitudinalmente la base del asiento. Para ello deberemos pisar el embrague a fondo en los coches manuales o el freno en los automáticos y deberemos intentar que nuestra rodilla esté ligeramente flexionada la parte baja de la pierna y separada ligeramente del asiento. Esto permite una conducción más cómoda, pero también evita que en caso de accidente la pierna, completamente estirada, pueda producir lesiones de cadera.

El respaldo se ha de colocar con una inclinación aproximada de 100 grados, de modo que apoyemos cómodamente la espada . El respaldo se ha de colocar con una inclinación aproximada de 100 grados, de modo que apoyemos cómodamente la espada .

3- El tercer punto pasa por regular la inclinación del respaldo. Lo ideal es colocar el respaldo en un ángulo de 100 grados, con los hombros y parte alta de la espalda ligeramente apoyados contra el respaldo. Esto permite descargar el peso de la espalda durante la conducción sin que llegue a molestar en caso de tener que maniobrar con rapidez los brazos.

4- Con la espalda en su sitio, ajustaremos el reposacabezas, que no hay que es un elemento de seguridad, ya que evita el temible efecto latigazo de nuestro cuello en caso de impacto. Por ello, el reposacabezas debe situarse a un máximo de cinco centímetros de nuestra cabeza y a una altura donde apoye la parte baja del cráneo (Occipital)

Con las manos colocadas a las 10:10, deberían estar a la misma altura que los hombros. Como las piernas, los brazos han de estar ligeramente flexionados para evitar lesiones en los hombros en caso de impacto . Con las manos colocadas a las 10:10, deberían estar a la misma altura que los hombros. Como las piernas, los brazos han de estar ligeramente flexionados para evitar lesiones en los hombros en caso de impacto .

5- Ya estamos perfectamente acoplados a nuestro asiento, ahora le toca el turno al volante. La mayoría de los volantes tienen regulación de altura y profundidad. Nosotros empezaremos con la altura. Colocando las manos a las 10:10 del volante (tomando la referencia de las manecillas de un reloj analógico) deberemos intentar que las manos queden a la misma altura de nuestros hombros.

6- Luego extenderemos los brazos y colocaremos las muñecas sobre la parte alta del volante, si para hacerlo separamos los hombros del asiento es que el volante está muy lejos. Si nuestro vehículo tiene regulación de profundidad deberemos acercarlo para recuperar la posición ideal. Si no tiene, podemos jugar otra vez con el desplazamiento del asiento y la inclinación del respaldo para conseguir que las muñecas apoyen adecuadamente y la posición en el asiento siga siendo la adecuada.

El cinturón de seguridad ha de pasar sobre la clavícula , no ha de tener dobleces y debe ir bien ajustado al cuerpo. Para ello deberemos tensarlo ligeramente tirando de su parte alta cada vez que nos lo coloquemos. El cinturón de seguridad ha de pasar sobre la clavícula , no ha de tener dobleces y debe ir bien ajustado al cuerpo. Para ello deberemos tensarlo ligeramente tirando de su parte alta cada vez que nos lo coloquemos.

7- Ya prácticamente hemos conseguido la posición perfecta, pero, al margen de regular los retrovisores adecuadamente, queda otro aspecto vital para nuestra seguridad; el cinturón de seguridad.

Con la posición del asiento y volante recién ajustada, deberemos abrocharnos el cinturón y regular la altura de su anclaje en el montante lateral, para que la cinta pase por encima de la clavícula; evitando el cuello, que podría ocasionar lesiones graves en caso de impacto, ni muy hacia el hombro, donde perdería gran parte de su capacidad de retención en ese mismo accidente.

8- Después hay que asegurarse que está bien ceñido al cuerpo, es decir, deberemos tirar de la cinta superior y ajustárnoslo al cuerpo. Esto se hace para reducir la distancia de retención de dicho cinturón en caso de accidente.

Read More




Leave A Comment

More News

Motor

Motor

Motor - elPeriódico.com

Empresas / Motor //

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.