Add to favourites
News Local and Global in your language
21st of July 2018

Hombre



Cómo celebrar el 4 de julio como si fueras yanqui

Vale, lo de ir al béisbol o a ver fuegos artificiales lo tienes difícil, pero para comer o beber como si estuvieras en Texas no vas a tener problema.

El 4 de julio de 1776, los 56 líderes políticos y hombres de Estado que conformaban el segundo Congreso Continental proclamaban las Trece Colonias Norteamericanas como estados soberanos e independientes del Reino de Gran Bretaña. Lo hicieron a través de la firma de la Declaración de Independencia en Filadelfia, un documento rubricado por los que luego fueron segundo y tercer presidente de Estados Unidos, John Adams y Thomas Jefferson; así como por padres fundadores clave, como Benjamin Franklin.

La firma que destaca por encima de todas es sin embargo la de John Hancock, un “patriota” que no tuvo un papel tan preponderante en la Revolución Americana pero que ha pasado a la historia por su extraordinaria caligrafía y porque, dado que entonces era el presidente del Congreso Continental, se asume que fue el primero en poner su nombre sobre el documento (incluso ahora, estampar una firma en EE UU se denomina coloquialmente “poner un John Hancock”).

Un año después, con el conflicto con los británicos todavía abierto, la ciudad de Filadelfia celebró modestamente el aniversario de la declaración con repique de campanas, disparos al aire, encendido de velas y con fuegos artificiales, una tradición que ha llegado hasta nuestros días y que es la que más representa a esta festividad.

El Tratado de París de 1783 puso fin oficialmente a la guerra y ratificó la independencia estadounidense al establecer las nuevas fronteras, pero el 4 de julio es la fecha que ha quedado fijada para celebrar el nacimiento de EE UU como país (aunque luego hubo que esperar hasta 1941, el mismo año del ataque japonés a Pearl Harbor, para que el Congreso la declarase como un día festivo federal).

Actualmente es, por encima de todo, un día de celebración patriótica en el que la bandera de las barras y estrellas está más presente que nunca a lo largo y ancho de la nación y en el que los cielos de las más grandes ciudades y de los pueblos más pequeños se llenan de fuegos artificiales en cuanto cae la noche.

Es, sin embargo, algo más que eso, ya que por el momento del año en el que cae, es también una fecha para reunirse con la familia y/o amigos y dar rienda suelta a las tradiciones veraniegas estadounidenses. Esto es, ir a un partido de béisbol (o jugarlo con tus hijos), intentar acercarse a cualquier lugar con agua (ya sea dulce o salada), acudir al desfile local, comprobar quién es capaz de engullir más hot dogs de una sentada (antaño se hacía sólo con una opción más healthy y refrescante como la sandía, pero ahora hay un animal llamado Joey “Jaws” Chestnut capaz de cascarse 72 perritos en 10 minutos) y, sobre todo, comer y beber (mucha) cerveza al aire libre con una barbacoa de por medio.

Nosotros en España no podemos imitarles en la mayoría de ellas, pero en lo que se refiere al yantar no vamos a tener problemas. Si se tiene la suerte de estar de vacaciones, podemos montarnos nuestra propia barbacoa en la costa o montaña (aquí te explicamos cómo), pero los que aún continúen atrapados en la gran y calurosa urbe también tienen sus opciones.

En Madrid hay varios restaurantes de inspiración norteamericana que adaptan sus menús para conmemorar este día. Empezando por New York Burger, que homenajea a las barbacoas familiares yanquis con un pantagruélico sándwich de pulled pork y carne de costillar de cerdo mechada, que se sirve en sus cuatro sedes en la capital del 2 al 7 de julio. Además, también podrá disfrutarse de un menú completo con el que descubrir diferentes cortes de carne –como el brisket, uno de los reyes de la BBQ– que han sido ahumados en un horno traído de Texas entre 6 y 14 horas.

El Skyline Diner (Jesús, 14), por su parte, apuesta por un ambiente clásico de diner estadounidense y ofrece hamburguesas elaboradas sobre una base de pan artesano y con la posibilidad de seleccionar entre tres tipos de carne: ternera D.O. Ávila, Black Angus y pollo campero. Se pueden combinar, por supuesto, con batidos gigantes.

Ópalo Gastro Pub (Zaragoza, 9), un establecimiento que ofrece los fines de semana una de las versiones más auténticas del brunch sureño estadounidense que se puede encontrar en Madrid, servirá el 4 de julio propuestas especiales como costillas a la barbacoa (6 por 5.95 €, 12 por 10 €), alitas a la barbacoa (5 por 4.95€, 10 por 9€) y bao de brisket de ternera a la barbacoa (3 €/ ud.). Todo ello bañado por cerveza artesanal americana que fluirá de sus 12 grifos, con especial protagonismo para la michigander Founders, pero sus propietarios también prometen que habrá sitio para alguna que otra joya cervecera americana que no suele llegar a España.

Por último, no nos olvidamos de los hot dogs: en El Perro Salvaje (Felipe V, 2) cocinan exclusivamente salchichas ahumadas hechas 100% con carne de vacuno y tripa natural, y se sirven en el pan acompañadas de combinaciones de ingredientes sorprendentes, como salsa de callos, morcilla, picadillo de chorizo y cebolla crujiente; o hummus, dados de tomate, pepinillo, mayonesa de harissa y zaatar. Ah, y también tienen cerveza artesana americana para mojar.

Te puede interesar Read More




Leave A Comment

More News

Noticias sobre Hombres

GQ Feed

I-Bejar.com: Noticias de

Los últimos

Trendencias Hombre

GQ

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.