Add to favourites
News Local and Global in your language
17th of October 2018

Economía



Lagarde: La guerra comercial afectará a los mercados emergentes - EXPANSION

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

En opinión de la directora gerente del FMI, la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China podría afectar a los mercados emergentes que pasan por una situación más delicada.

Christine Lagarde ha advertido de que la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China podría afectar muy negativamente a los mercados emergentes que pasan por una situación más delicada, aumentando las posibilidades de un efecto contagio de las crisis que viven Argentina y Turquía.

En declaraciones a Financial Times, la directora gerente del FMI puntualizó que el riesgo de contagio no parece inminente, aunque sí lo sería en el caso de países que ya intentan contener los reembolsos.

Lagarde recordó que esta situación puede cambiar rápidamente, y citó la incertidumbre y la falta de confianza que ha generado la amenaza del comercio en los países emergentes incluso antes de que se materialice.

Los comentarios de Lagarde coinciden con los planes del presidente de EEUU, Donald Trump, de introducir nuevos aranceles a las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, lo que agravará la batalla comercial entre Washington y Pekín. De hecho, China ha prometido responder a Trump con aranceles valorados en 2670.00 millones de dólares.

La guerra entre las dos primeras economías del mundo se ha intensificado coincidiendo con el intento de los mercados emergentes de recuperar la confianza de los mercados tras las ventas masivas desencadenadas por el repunte de la divisa estadounidense.

Inquietud

Hasta ahora, la crisis en las economías emergentes se ha centrado en Argentina y Turquía, cuyos problemas fiscales y políticos han despertado la inquietud de los inversores.

Sin embargo, en las últimas semanas, países tan diversos como Sudáfrica, Indonesia y Brasil han registrado reembolsos, aumentando el riesgo de que la crisis se extienda a otras economías.

El Banco Central de Turquía tiene previsto reunirse el jueves y ya ha adelantado su disposición a aumentar los tipos para recuperar la confianza de los inversores. Por su parte, Argentina ha pedido al FMI que acelere el rescate de 50.000 millones de dólares para apuntalar sus finanzas.

En opinión de Lagarde, las nuevas medidas de austeridad anunciadas por el presidente argentino, Mauricio Macri, serían un factor clave de su futura política fiscal.

Lagarde anunció que el incremento de los aranceles por parte de China y EEUU tendría un "impacto importante en el crecimiento de China" y tendrá consecuencias entre sus vecinos asiáticos por sus cadenas de suministro integradas.

La directora gerente del FMI también advirtió de que las consecuencias en EEUU las sufrirán las personas con menos ingresos, que se verán afectadas por el aumento de los precios en muchos productos.

Lagarde se mostró convencida de que "supondría un golpe más a una realidad en la que no hay contagio, pero sí hay una situación de vulnerabilidad. El comercio es un plus, y, aunque es cierto que necesita ajustes, es una herramienta de crecimiento que no debería verse amenazada, sobre todo en un momento como este".

Argentina

En Argentina, Lagarde dijo que el FMI intenta que la política monetaria ofrezca "claridad, transparencia y una mayor información a los mercados".

En su opinión, esto mejoraría de forma significativa la confianza de los ciudadanos, que ahora miran con recelo a los mercados de divisas.

El FMI estudia en este momento las medidas económicas adoptadas por Argentina y su impacto en la economía y si estas ofrecerán el equilibrio presupuestario un año antes de lo que estaba planeado en un principio.

Lagarde considera fundamental tener en cuenta la vulnerabilidad de la población, que podría verse afectada por los ajustes. El FMI no goza precisamente de mucha popularidad en Argentina por sus programas anteriores, que se basaron sobre todo en medidas de austeridad.

Si fuera necesario, Argentina podría usar el 0,2% de la producción económica como "válvula de seguridad para proteger a los más vulnerables", añadió Lagarde.

"Si el presidente Macri incluye importantes reformas en su plan, lo estudiaremos, evaluaremos el impacto en la situación macroeconómica de Argentina y decidiremos la sostenibilidad de la deuda", concluyó.

Christine Lagarde ha descartado que vaya a competir por hacerse con uno de los puestos que quedarán vacantes en Europa el año que viene, asegurando que quiere centrarse en su actual puesto y descartando su interés en dirigir la Comisión Europea o el BCE. Lagarde reconoció estar "un poco cansada" de las especulaciones sobre los posibles sucesores de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión y de Mario Draghi, que preside el BCE. "No, no, no y no. No estoy interesada en presidir ni el BCE, ni la Comisión". zanjó Lagarde.

"Ocupo un cargo muy importante en el que quiero seguir", añadió la directora gerente del FMI.

Europa afrontará el próximo año una profunda reestructuración de los altos cargos de sus principales instituciones, cuyos mandatos concluyen en 2019.

En medio de las especulaciones en Bruselas, comenzó a hablarse de la posibilidad de que Lagarde fuera a sustituir a Juncker o a Draghi, a pesar de su falta de experiencia en un banco central.

El perfil de Lagarde destaca más bien por su amplia experiencia en la gestión de grandes instituciones y en la negociación de acuerdos a los más altos niveles de la política de la UE. De ser nombrada, se convertiría en la primera mujer en presidir la Comisión o el BCE.

Read More




Leave A Comment

More News

El Mundo | Economia | RSS

economia // expansion.com

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.